lunes, 30 de abril de 2012

La calle está desierta
cuando paso caminando,
la luz se retira,
todo queda en sombras
en ese lugar
dónde un dia habitaste.
Mis ojos se acostumbran rápidamente
a la gravedad que tu  oscuridad dejó.
Se perciben restos de voces
en el sofocante ambiente,
los pájaros se callan y se pierden.
La calle gira, se desvance
al percibir tu presencia
ante mis ojos febriles,
mis pasos se dirigen al olvido
los tuyos hacia no sé donde.
Cuando vuelvo la cabeza
sosegadamente me doy cuenta
de que han quedado atrás mis manos,
volaron huyendo de tí
y solo queda un cuerpo desangrado.

domingo, 29 de abril de 2012

Con dedicatoria

Me molestabas mucho en mi blog, me molestaba ver tu nombre aquí
Mi alma siempre fue transparente...




Contagias tu miserable y oscura vida
de tu angustia tristemente perecedera,
de tu nostalgia de ayeres sin mañana,
de tus insomnios ausentes de sueños.
Mi alma siempre fue transparente...


martes, 17 de abril de 2012

Eco púrpura

Cada gota de sangre
que golpeó bajo mi piel,
como granizo púrpura
contra mi paraguas de cristal,
se ha derretido ahora
después de cantar su verdad
en el sendero de la desnudez propia,
para dar paso a una lluvia tenue
entre tus manos, a tu antojo;
diálogos de agua
monólogos de viento.
Lloran los que aman
cúpulas blancas en la noche
monumentos al amor muerto
contraste efímero
como la vida que te dí,
no perdurará la piedra ni el cielo,
el palacio ni la noche,
solo el eco púrpura de la sangre
goteando entre tus manos.

viernes, 13 de abril de 2012

Las cosas que nunca te dije


Hay cosas que escribía en cartas que nunca te dije
por eso me detuve en el invierno de aquellos ojos
esos que conocen las heladas, los que esculpen
olor de espera inútil, olor de espera de mentiras
donde siempre se acepta el silencio.
Por eso escribía cosas en silencio para no creerlas
murmullos que envejecen la piel en llanto
labios con cicatrices de habitaciones sin llave
rencor en la piel de la conciencia
donde también siempre se acepta el silencio.
Siempre había versos para ti,pero sin hablar contigo
discutía con mis palabras a horas poco propicias
y las pedía que mintieran para conducirme a un pasillo,
a una habitación perdida con pocas vistas y un sofá azul.
Pero siempre hay versos que entre sangre esculpen miedo
y letras que entre tanto ruido solo son murmullos secos
y sueños que en manos equivocadas solo son pesadillas...
Ahora intento discutir con los kilómetros
para recuperar los pasos perdidos
de semanas largas partidas por la lluvia
de horizontes equivocados,
de un teléfono en blanco
con rumor de barco hundido
de heridas que he provocado
y de promesas que he incumplido...
L.u
 
 

jueves, 12 de abril de 2012

Eres un peregrino sin futuro
que se marchita en caminatas vanas
por senderos de llantos y miserias.
Tu escudo está formado por palabras
altisonantes, ritmicas y extrañas
que dices con la fe de una plegaria.
La lucidez se está apagando rápida
en tus ojos, tu espada se entristece
con cada paso de tus pies desnudos.
¿Qué buscabas desgraciado?
¿No estas viendo que no hay nada delante de ti?
Para, regresa a tu morada de mentiras
seguiras caminado, bebiéndote el olvido
a cada trago, del veneno que brota de tu pluma.