jueves, 12 de abril de 2012

Eres un peregrino sin futuro
que se marchita en caminatas vanas
por senderos de llantos y miserias.
Tu escudo está formado por palabras
altisonantes, ritmicas y extrañas
que dices con la fe de una plegaria.
La lucidez se está apagando rápida
en tus ojos, tu espada se entristece
con cada paso de tus pies desnudos.
¿Qué buscabas desgraciado?
¿No estas viendo que no hay nada delante de ti?
Para, regresa a tu morada de mentiras
seguiras caminado, bebiéndote el olvido
a cada trago, del veneno que brota de tu pluma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario