domingo, 17 de junio de 2012

Ahora...

Ahora siento tus ojos azules y tus dedos

que despeinan mis razones

y mis miedos

y mis noches

y mi sueño.


Y ahora siento

que mi voz se arrastra sola,

sola y rota echándote de menos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario