sábado, 22 de abril de 2017

putos y princesas

Vino y se marchó como un abríl  despistado
Como un poema que no enamora
Como el viento emborronado,
Dejando heridas abiertas que nunca cerraron.

Aun recuerdo  la piel,
que más que piel era vida
en un martes, olvidado ya sin sed
que desciende  entre mis pies solitario a la deriva

Agarrar la sed y no saciarla bien
Es desdibujar deseos y amortiguar lo que no es,
queriendo que sea un cuento
donde no hay príncipe, que no te engañen,
pocas veces nada es lo que parece ser.

Date la vuelta y corre lejos,
vista de pájaro, extiende tus alas,
planea al viento  en cualquier Mayo;
en un parque, en una playa...

Deshazte del miedo,
eres  princesa de esas que llevan corona,
no te equivoques, tu no,
tú no eres la puta de esta historia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario