jueves, 17 de mayo de 2012

Particularmente tu

Existen muchas maneras de decir te amo. Se puede decir con los ojos, con las manos, con las palabras, en un susurro, en una carta, o como muchas veces en una poesía, es una de mis formas más usuales. Me encanta darle una guirnalda al amor, un paseo a la redonda, incluso me gusta tanto la sorpresa, la oposición a la rutina, la vuelta detrás de lo normal, que a veces pienso que me excedo en la paciencia, en el adagio, en la espera de que acojas todas las señales que te envío para decirte que te amo.
Es cierto que a veces podemos ser más directos, y mirar simplemente a los ojos y decir suavemente: "Te quiero", pero eso se me queda corto, se me queda una algarabía de cohetes dentro que no se van con esas dos palabras.
Por ello, es humano pensar que mi piel necesita la tuya para poder gastar así esa energía que tiene para ti, que tengo unas esencias que necesito compartir, que eso es más o menos decir que: "Te necesito", para poder no decirte que te amo, sino saber que tú sabes que te amo, y eso es diferente, no son dos palabras, es un trasvase de sensaciones que no tienen letras para mostrar lo que significan y por ello los sentidos tienen ese lenguaje magnífico para poder vivirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario